A través de este aplicativo los usuarios pueden conocer la normativa que incluye leyes y decretos con concordancias y los documentos que contienen los diferentes desarrollos jurisprudenciales de las altas cortes y tribunales de arbitramento sobre contratación estatal. Además tienen acceso a fichas de análisis que resaltan los elementos más relevantes de cada sentencia, así como las síntesis documentales en donde se consolidan las diferentes posiciones de las altas cortes a lo largo de los años sobre la materia.

Los funcionarios de nivel directivo que desempeñan sus labores en las alcaldías municipales, y que asesoran la contratación de servicios para el municipio, responden en calidad de autor por los delitos que de la contratación pudieran surgir

Tipo de Documento

Sentencia

Documento

CSJ-SPENAL-37714-2012

Identificadores

Etapa postcontractual
Contratación estatal
Licitación pública
Contrato sin el lleno de los requisitos legales
Falsedad en documento público
Etapa postcontractual
Contratación estatal
Licitación pública
Contrato sin el lleno de los requisitos legales
Falsedad en documento público

Entidad

Corte Suprema de Justicia

Sentencia

CSJ-SPENAL-37714-2012

Caso

EFRAÍN SEGUNDO PEREA MESTRE, ABOGADO ASESOR DE LA ALCALDÍA DE LA JAGUA DE IBIRICO DEL DEPARTAMENTO DEL CESAR

Hechos relevantes

El asesor jurídico de alcaldía de La Jagua de Ibirico autorizó la celebración del contrato para la «construcción del aula para el aprendizaje de idiomas en la zona urbana del municipio de La Jagua de Ibirico del departamento del Cesar» según se dispuso a través de la Resolución No. 177 del 25 de noviembre de 2005 por el alcalde encargado de la época, Edinson Fidel Lima Daza. Sin embargo, logró establecerse que el mecanismo mediante el cual se había realizado la licitación había sido fraudulento, dado que no se trataba de una licitación real, sino meramente formal, con un candidato elegido de antemano. Por esto, se analiza la responsabilidad del asesor Efraín Segundo Perea Mestre, como garante del procedimiento. 

Problema Jurídico

¿Puede un asesor de una alcaldía municipal autorizar la suscripción de un contrato con un proceso de selección fraudulento, sin incurrir en el delito de celebración de contratos sin el lleno de requisitos legales en calidad de coautor?

Razones de la decisión

 «(...) Al respecto es necesario recordar que a partir del artículo 56 de la Ley 80 de 1993 y del alcance que le dio a esta norma la Corte Constitucional en la sentencia C-563 de 1998[1], esta Sala ha venido decantando el asunto, para precisar lo siguiente:
“En efecto, tradicionalmente ha venido sosteniendo la jurisprudencia de la Sala de Casación Penal que a partir de la entrada en vigencia de la Ley 80 de 1993, para efectos penales, el contratista, el interventor, el consultor y el asesor en un proceso de contratación estatal, cumplen funciones públicas en lo concerniente a la celebración, ejecución y liquidación de los contratos que celebren con entidades estatales, y les atribuyó la responsabilidad que en esa materia le señala la ley a los servidores públicos.   No obstante, también la jurisprudencia ha comenzado a decantar el punto, es decir, si  los contratistas, como sujetos particulares, pierden su calidad de tal por razón de su vinculación jurídica contractual con la entidad estatal.   Frente a ello es indispensable destacar que para llegar a dicha conclusión, se hace necesario establecer, en cada evento, si las funciones que debe prestar el particular por razón del acuerdo o de la contratación, consiste en desarrollar funciones públicas o simplemente se limita a realizar un acto material en el cual no se involucra la función pública propia del Estado, pues esa situación define su calidad de servidor público a partir del momento que suscriba el convenio.   Por ello, si el objeto del contrato administrativo no tiene como finalidad transferir funciones públicas al contratista, sino la de conseguir la ejecución práctica del objeto contractual, con el fin de realizar materialmente los cometidos propios del contrato, necesario es concluir que la investidura de servidor público no cobija al particular.   (...)
En el caso particular, el mismo procesado se encarga de confirmar que en efecto se le transfirieron funciones públicas, en tanto que en su condición de asesor jurídico externo de la alcaldía de La Jagua de Ibirico, era el encargado de “realizar conciliaciones, proyectar cierto actos, resoluciones, acuerdos municipales y de la verificación o evaluación jurídica de las convocatorias públicas de contratación”[3]
[1] F. 144, C. 1. [2] F. 126 ídem. [3] F. 90 ibídem.

[1] Allí precisó la Corte Constitucional: “En el artículo 56 de la Ley 80/93, se adiciona la regulación de la responsabilidad en materia penal del contratista, el interventor, el consultor y el asesor, cuando al asimilarlos a «particulares que cumplen funciones públicas», se les sujeta «a la responsabilidad que en esa materia señala la ley para los servidores públicos».
(…)
Ahora bien: en contra de lo afirmado por el demandante, es claro que a dichos sujetos no se les está elevando a la categoría de servidores públicos, ni desconociendo su condición de particulares. Simplemente el legislador, como autoridad competente para definir la política criminal, ha considerado que la responsabilidad penal de las personas con las cuales el Estado ha celebrado contratos para desarrollar una obra o cometido determinados, debe ser igual a la de los miembros de las corporaciones públicas, los empleados y trabajadores del Estado, o la de funcionarios al servicio de entidades descentralizadas territorialmente y por servicios. Tal tratamiento que, se insiste, no implica convertir al particular en un servidor público, tiene una justificación objetiva y razonable, pues pretende garantizar que los fines que se persiguen con la contratación administrativa y los principios constitucionales que rigen todos los actos de la administración, se cumplan a cabalidad, sin que sean menguados o interferidos por alguien que, en principio, no está vinculado por ellos.
En otras palabras, la responsabilidad que en este caso se predica de ciertos particulares, no se deriva de la calidad del actor, sino de la especial implicación envuelta en su rol, relacionado directamente con una finalidad de interés público.
La mayor responsabilidad que adquiere el particular cuando interviene en los contratos estatales, ya ha sido objeto de análisis por parte de esta Corporación:
«...a la luz del conjunto de principios y preceptos constitucionales, el particular que se halla en cualquiera de las situaciones en las que el orden jurídico lo faculta para cumplir papeles que en principio corresponderían a organismos y funcionarios estatales, no puede ser mirado de modo absoluto bajo la óptica de una responsabilidad igual a la de los demás particulares, circunscrita apenas a su condición privada, ya que por razón de la tarea que efectivamente desarrolla, en la medida de ésta y en cuanto toca con el interés colectivo, es públicamente responsable por su actividad, sin que llegue por eso a convertirse -se repite- en servidor del Estado desde el punto de vista subjetivo (Sentencia C-286 de 1996).(...)»

Regla

Un servidor público no puede autorizar la suscripción de un contrato con un proceso de selección fraudulento, sin incurrir en el delito de celebración de contratos sin el lleno de requisitos legales en calidad de coautor. Dado que:  
  1. A partir de la entrada en vigencia de la Ley 80 de 1993, para efectos penales, el contratista, el interventor, el consultor y el asesor en un proceso de contratación estatal, cumplen funciones públicas en lo concerniente a la celebración, ejecución y liquidación de los contratos que celebren con entidades estatales, y les atribuyó la responsabilidad que en esa materia le señala la ley a los servidores públicos.
  2. El mismo procesado se encarga de confirmar que en efecto se le transfirieron funciones públicas, en tanto que en su condición de asesor jurídico externo de la alcaldía de La Jagua de Ibirico, era el encargado de “realizar conciliaciones, proyectar cierto actos, resoluciones, acuerdos municipales y de la verificación o evaluación jurídica de las convocatorias públicas de contratación

Decisión

1.  CASAR parcialmente la sentencia impugnada con fundamento en los cargos tercero y cuarto de la demanda presentada por la defensora de Efraín Segundo Perea Mestre, por lo cual se determina que la condena dictada en su contra es a título de interviniente en relación con las conductas punibles de interés indebido en la celebración de contratos y falsedad ideológica de documento público, por lo que se le imponen las penas principales de 54 meses de prisión, multa de 37,5 salarios mínimos legales mensuales vigentes e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el mismo tiempo de la privación de la libertad.

Citas de precedentes en ratio decidendi

Corte Constitucional, sentencia C-563 de 1998

Marco jurídico

Ley 80 de 1993, artículo 56. Ley 599 de 2000 (código penal) artículo 401, artículo 30.

La metodología utilizada para la elaboración de esta ficha es de Fundación Derecho Justo quien la licenció a Colombia Compra Eficiente.
Documento: CSJ-SPENAL-37714-2012
Fichas
Identificadores
  • Etapa postcontractual
  • Contratación estatal
  • Licitación pública
  • Contrato sin el lleno de los requisitos legales
  • Falsedad en documento público
  • Etapa postcontractual
  • Contratación estatal
  • Licitación pública
  • Contrato sin el lleno de los requisitos legales
  • Falsedad en documento público
  • Normativa
    S2 - Agente Virtual
    + - x
    Hola, soy S2, el Agente Virtual de Colombia Compra Eficiente. ¿En qué puedo ayudarle?

    Recomendaciones

    En la parte superior encontrará dos pestañas, una contiene una lista de temas y en la otra aquellos que son más consultados.

    Puede empezar a preguntar escribiendo su duda en el campo que está al final del chat.

    Si desea una copia de la conversación, puede enviarla a su correo electrónico. En la parte inferior izquierda de la pantalla, encontrará un ícono que le permite hacer esa operación.

    Términos y condiciones

    Estimado usuario. Bienvenido a S2, Agente Virtual de Colombia Compra Eficiente. Antes de hacer uso de esta herramienta, tenga en cuenta lo siguiente:

    a. El propósito de S2 es resolver dudas sobre la aplicación general de las normas y las herramientas que Colombia Compra Eficiente ha desarrollado para el Sistema de Compra Pública. Las respuestas incorporadas en S2 son de carácter general y se producen de manera automática. Si usted tiene dudas concretas frente a las normas del Sistema de Compra Pública o sobre la operatividad de las plataformas SECOP I y SECOP II, le recomendamos enviarnos una consulta al siguiente link: (LINK PQRS).

    b. Las respuestas de S2 tienen el alcance previsto en el numeral 5° del artículo 3° del Decreto 4170 de 2011. Los conceptos allí contenidos no son de carácter vinculante ni comprometen la responsabilidad de esta Entidad.
    escribiendo

    Accesos directos

    Compra Pública Innovadora
    Indicadores
    Manuales, Guías y Pliegos Tipo
    Mesa de Servicio
    SECOP
    Síntesis
    Tienda Virtual del Estado Colombiano

    Cargando...