A través de este aplicativo los usuarios pueden conocer la normativa que incluye leyes y decretos con concordancias y los documentos que contienen los diferentes desarrollos jurisprudenciales de las altas cortes y tribunales de arbitramento sobre contratación estatal. Además tienen acceso a fichas de análisis que resaltan los elementos más relevantes de cada sentencia, así como las síntesis documentales en donde se consolidan las diferentes posiciones de las altas cortes a lo largo de los años sobre la materia.

Valor mínimo de garantía estipulado en un contrato de concesión

Tipo de Documento

Laudo

Documento

TA-CCB-20100301

Identificadores

Nulidad
Actos propios
Etapa contractual
Contrato de concesión
Contratación estatal
Nulidad
Actos propios
Etapa contractual
Contrato de concesión
Contratación estatal
Nulidad
Actos propios
Etapa contractual
Contrato de concesión
Contratación estatal

Entidad

Tribunal de Arbitramento

Caso

INTRALOT DE COLOMBIA VS. EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA

Hechos relevantes

Una entidad pública realizó unos estudios de mercado para la implantación de un juego de apuestas de fútbol, del cual había escasos antecedentes en el país. Una vez efectuó los estudios, inició proceso de licitación pública, con el objeto de recibir propuestas para la operación exclusiva de apuestas sustentadas en los resultados de los partidos de fútbol a nivel local, nacional o internacional. En el pliego de condiciones fijó en cien mil millones de pesos el monto mínimo que debía transferir el contratista para el sector salud.   La entidad celebró contrato de concesión con dicha sociedad y en una de las cláusulas del contrato se previó que el concesionario debía cancelar a la entidad pública como mínimo el 40% de los valores proyectados por éste en su estudio de mercado anexo de su propuesta y que por ningún motivo sus pagos mensuales podían estar por debajo de dicho porcentaje. Durante un periodo de tiempo el concesionario cumplió con esta obligación. Sin embargo, debido a la poca rentabilidad de la operación de apuesta no pudo seguir cancelando el porcentaje exigido. 

Problema Jurídico

¿Puede una entidad pública estipular en un contrato de concesión para la operación de las apuestas que el concesionario deberá cancelar a la entidad como mínimo el 40% de los valores proyectados por éste en su estudio de mercado anexo de su propuesta, sin violar los artículos 43 de la Ley 643 de 2001 y 3 del Decreto 2121 de 2004 los cuales señalan que en aquellos juegos de suerte y azar cuyos derechos de explotación no hayan sido establecidos en esta ley, causarán derechos de explotación equivalentes por lo menos, al diecisiete por ciento (17%) de los ingresos brutos? 

Regla ampliada

Condiciones para que se dé la teoría de los actos propios. «(...)  La teoría de actos propios impone considerar “una limitación del ejercicio de derechos que, en otras circunstancias podrían ser ejercidos lícitamente; en cambio, en las circunstancias concretas del caso, dichos derechos no pueden ejercerse por ser contradictorios respecto de una anterior conducta, esto es lo que el ordenamiento jurídico no puede tolerar, porque el ejercicio contradictorio del derecho se traduce en una extralimitación del propio derecho.
Y se concluyó después que el respeto del acto propio requiere entonces de tres condiciones para que pueda ser aplicado:
a) Una conducta jurídicamente anterior, relevante y eficaz. Se debe entender como conducta el acto o la serie de actos que revelan una determinada actitud de una persona respecto de unos intereses vitales. Primera o anterior conducta que debe ser jurídicamente relevante, por lo tanto debe ser ejecutada dentro una relación jurídica; es decir, que repercute en ella, suscite la confianza de un tercero o que revele una actitud, debiendo excluirse las conductas que no incidan o sean ajenas a dicha relación jurídica. La conducta vinculante o primera conducta debe ser jurídicamente eficaz; es el comportamiento tenido dentro de una situación jurídica que afecta a una esfera de intereses y donde el sujeto emisor de la conducta, como el que la percibe, son los mismos. Pero, además, hay una conducta posterior, temporalmente hablando; por lo tanto, el sujeto emite dos conductas: una primera o anterior y otra posterior, que es la contradictoria con aquélla. b) El ejercicio de una facultad o de un derecho subjetivo por la misma persona o centros de interés que crea la situación litigiosa, debido a la contradicción ­ atentatorio de la buena fe— existente entre ambas conductas. La expresión pretensión contradictoria encierra distintos matices: por un lado, es la emisión de una nueva conducta o un nuevo acto, por otro, esta conducta importa ejercer una pretensión que en otro contexto es lícita, pero resulta inadmisible por ser contradictoria con la primera. Pretensión que es aquella conducta realizada con posterioridad a otra anterior y que está dirigida a tener de otro sujeto un comportamiento determinado. Lo fundamental de la primera conducta es la confianza que suscita en los demás, en tanto que lo esencial de la pretensión contradictoria es el objeto perseguido. c) La identidad del sujeto o centros de interés que se vinculan en ambas conductas. Es necesario entonces que las personas o centros de interés que intervienen en ambas conductas —como emisor o como receptor— sean los mismos. Esto es que, tratándose de sujetos físicamente distintos, ha de imputarse a un mismo centro de interés el acto precedente y la pretensión ulterior.[1](...)»  
[1] LÓPEZ MESA, Marco J. LA DOCTRINA DE LOS ACTOS PROPIOS: ESENCIA Y REQUISITOS DE APLICACIÓN. Universitas. Bogotá (Colombia) N° 119: 189-222, julio-diciembre de 2009.p.195 a 198, en cita de la Sentencia T -295- 1999, Corte Constitucional, Sala Séptima de Revisión.

Razones de la decisión

«(...) El juicio de validez de la disposición contractual impugnada exige en primer término, determinar la presencia de objeto o causa ilícita en ella, o su celebración por parte de persona absolutamente incapaz, para luego verificar su potencial efecto infractor de una norma imperativa, mediante su comparación con los referentes normativos antes citados y transcritos, y de dicho ejercicio no advierte el Tribunal, ni la presencia de objeto o causa ilícitos, ni el surgimiento de elemento alguno que sugiera vulneración, desconocimiento o transgresión de normas imperativas. En efecto, el pago mínimo mensual garantizado a ETESA por derechos de explotación más gastos de administración, equivalente al 40% de los valores señalados en el estudio de mercado presentado por el Concesionario, incorporado en el Contrato como parágrafo de la Cláusula Sexta, fue producto de una disposición contractual valorada jurídicamente por las partes en el ejercicio de su autonomía negocial, contemplada en los pliegos, analizada por todos los oferentes y finalmente aceptada por INTRALOT como parte del Contrato de Concesión suscrito el 22 de julio de 2004. Un estudio como el preparado por INTRALOT, que estimó un mercado para determinar unas ventas brutas dentro de un contrato estatal como el que ocupa la atención del Tribunal, no ha sido considerado por norma alguna como objeto al margen de la ley, ni con origen en causa proscrita por ella misma.   De otro lado, ciertamente el valor mínimo garantizado está referido en la disposición impugnada al 40% de los ingresos o ventas brutas que se consignaron como estimadas en el estudio de mercado presentado por INTRALOT, y no específicamente al 17 % de los ingresos o ventas brutas, señalado como mínimo por la ley. Sin embargo, para el Tribunal esta disposición no vulnera directa ni indirectamente las normas invocadas por el demandante, es decir los artículos 49 del la Ley 673 de 2001 y 3º del Decreto 2121 de 2004, ni ninguna otra aplicable, por cuanto en primer término, la disposición contenida en el parágrafo primero de la Clausula Sexta del Contrato de Concesión 001 de 2004 en comento, consigna expresa e inequívocamente la referencia a las ventas brutas como objeto rector de la estipulación, “ [sJi las ventas brutas”, de manera que todas las expresiones consignadas a continuación sólo se pueden predicar de dichas ?ventas brutas”. En adición, la disposición objeto de análisis no desatiende el porcentaje mínimo de transferencia a ETESA, determinado sobre las ventas brutas, en la forma señalada por las normas cuya infracción denuncia el demandante. Finalmente, lo estipulado por las partes en el parágrafo primero de la Cláusula Sexta, no contraría norma imperativa alguna, como sería aquella que hipotéticamente prohibiera considerar un estudio de mercado para los propósitos acordados entre ETESA e INTRALOT en dicha disposición. (…)     Por último, y para reafirmar la validez de la disposición contenida en el parágrafo primero de la Cláusula Sexta del Contrato, no puede el Tribunal despreciar los efectos derivados del comportamiento prolongado de
INTRALOT frente a la obligación de seguridad allí consignada, habida cuenta del cumplimento de la misma durante el periodo de tiempo que se extendió desde el inicio de la operación contractual hasta julio de 2008, es decir por espacio de tres años, para luego incurrir en su abandono, al amparo de la demanda presentada para promover este proceso arbitral, contentiva además de la petición de nulidad de la cláusula.
  La conducta de INTRALOT mediante la cual acomodó su conducta por extenso periodo de tiempo al contenido de la obligación de garantía consignada en el parágrafo primero de la Cláusula Sexta del contrato, resultó creadora de confianza legítima en su contraparte negocial ETESA, de manera que bajo la llamada teoría de los actos propios “ venire contra factum propriu nelli conceditur” no le resultaba lícito a la primera mutar súbitamente su conducta, para desconocer los efectos jurídicos previos y vinculantes de su propio actuar. (...)» 

Regla

Una entidad pública puede estipular en un contrato de concesión para la operación de las apuestas que el concesionario deberá cancelar a la entidad como mínimo el 40% de los valores proyectados por éste en su estudio de mercado anexo de su propuesta, cuando el concesionario durante un periodo canceló dicha suma, sin violar los artículos 43 y 49 de la Ley 643 de 2001 y 3 del Decreto 2121 de 2004 los cuales señalan que en aquellos juegos de suerte y azar cuyos derechos de explotación no hayan sido establecidos en esta ley, causarán derechos de explotación equivalentes por lo menos, al diecisiete por ciento (17%) de los ingresos brutos, porque: 
  1. La disposición contractual es válida debido a que no presenta objeto o causa ilícita ni el surgimiento de elemento alguno que sugiera vulneración, desconocimiento o transgresión de normas imperativas.
  2. El pago mínimo mensual que debe garantizar el concesionario por derechos de explotación más gastos de administración, equivalente al 40% de los valores señalados en el estudio de mercado que presentó, fue producto de una disposición contractual valorada jurídicamente por las partes en el ejercicio de su autonomía negocial, contemplada en los pliegos, analizada por todos los oferentes y finalmente aceptada por concesionario como parte del contrato de concesión.
  3. El valor mínimo garantizado del 40% se refiere a los ingresos o ventas brutas consignadas en el estudio de mercado presentado el concesionario y no específicamente al 17 % de los ingresos o ventas brutas señalado como mínimo por la Ley. En consecuencia, la disposición contractual no vulnera dichas normas (artículos 43 y 49 del la Ley 673 de 2001 y 3 del Decreto 2121 de 2004) por cuanto consigna expresa e inequívocamente la referencia a las ventas brutas como objeto rector de la estipulación y no desatiende el porcentaje mínimo de transferencia a la entidad pública, determinado sobre las ventas brutas, en la forma señalada por las normas cuya infracción se denuncia.
  4. El concesionario durante un prologado periodo cumplió con la obligación de cancelar dicho porcentaje, lo cual creó una confianza legítima para la entidad pública. De manera que bajo la llamada teoría de los actos propios “venire contra factum propriu nelli conceditur” no le resultaba lícito al concesionario mutar súbitamente su conducta, para desconocer los efectos jurídicos previos y vinculantes de su propio actuar.

Decisión

PRIMERO: Decláranse probadas todas las excepciones de mérito formuladas por la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA en la contestación de la demanda principal y su reforma, por las consideraciones expuestas en la parte motiva de este laudo.   SEGUNDO: Niéganse todas las pretensiones principales y subsidiarias formuladas por INTRALOT DE COLOMBIA en la demanda principal y su reforma, por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo.   TERCERO: Declárase no probada la excepción de falta de competencia del Tribunal formulada por INTRALOT DE COLOMBIA en la contestación a la demanda de reconvención, por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo.   CUARTO: Declárase probada parcialmente la excepción de mérito formulada por INTRALOT DE COLOMBIA en la contestación de la demanda de reconvención referida a la irrelevancia del incumplimiento de ésta en el tema de instalación de terminales (7.), por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo   QUINTO: Decláranse no probadas las demás excepciones de mérito formuladas por INTRALOT DE COLOMBIA en la contestación de la demanda de reconvención, por las consideraciones expuestas en la parte motiva de este laudo.   SEXTO: Declárase no probada la pretensión primera principal de la demanda de reconvención y sus sucesivas o consecuenciales formuladas por la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA., por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo.   SÉPTIMO: Declárase probada parcialmente la pretensión subsidiaria de la primera principal de la demanda de reconvención numeral 1.- formulada por la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA.   OCTAVO: Como resultado de la prosperidad de la pretensión subsidiaria de la primera principal de la demanda de reconvención numeral 2.-, declárase que la sociedad INTRALOT DE COLOMBIA está obligada a cumplir, por todo el tiempo de ejecución del contrato, con los pagos mínimos establecidos en el Parágrafo Primero de la Cláusula Sexta del Contrato de Concesión 001 de 2004, equivalentes al 40% de los valores señalados en el estudio de mercado presentado por ésta dentro de su propuesta, para el respectivo mes de operación, siempre que las ventas brutas de un mes arrojaren una liquidación de los derechos de explotación, más los gastos de administración por debajo de ese 40%, según quedó expuesto en la parte motiva de este laudo.   NOVENO: Como consecuencia de la declaración anterior, condénase a INTRALOT DE COLOMBIA a pagar a la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA, dentro de los tres (3) días siguientes a la ejecutoria de este laudo, la suma de VEINTIDOS MIL TRESCIENTOS VEINTICINCO MILLONES NOVECIENTOS SESENTA Y UN MIL CIENTO VEINTISEIS PESOS ($22.235’961.126), por concepto de Derechos de Explotación y Gastos de Administración liquidados conforme se pactó en el Parágrafo Primero de la cláusula Sexta del contrato de concesión 001 de 2004 y dejados de transferir en oportunidad a ésta.   DÉCIMO: Condénase a INTRALOT DE COLOMBIA a pagar a la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA, dentro de los tres (3) días siguientes a la ejecutoria de este laudo, la suma DOSCIENTOS CINCUENTA Y SIETE MILLONES CUARENTA Y TRES MIL OCHOCIENTOS SETENTA Y TRES PESOS ($257’043.873), por concepto de corrección monetaria hasta el 31 de enero de 2010 sobre la cifra contenida en el punto anterior, según quedó expuesto en la parte motiva de este laudo.

Marco jurídico

Artículo 24 de la Ley 80 de 1993 Artículos 43 y 49 de la Ley 643 de 2001 Artículo 3 del Decreto 2121 de 2004

Laudo

TA-CCB-20100301

La metodología utilizada para la elaboración de esta ficha es de Fundación Derecho Justo quien la licenció a Colombia Compra Eficiente.

Sobredimensión de la  propuesta debido a los estudios de mercado o de proyección

Tipo de Documento

Laudo

Documento

TA-CCB-20100301

Identificadores

Contratación estatal
Etapa contractual
Etapa postcontractual
Equilibrio económico
Pliego de condiciones
Oferta
Hechos imprevisibles
Hecho sobreviniente
Contratación estatal
Etapa contractual
Etapa postcontractual
Equilibrio económico
Pliego de condiciones
Oferta
Hechos imprevisibles
Hecho sobreviniente
Contratación estatal
Etapa contractual
Etapa postcontractual
Equilibrio económico
Pliego de condiciones
Oferta
Hechos imprevisibles
Hecho sobreviniente

Entidad

Tribunal de Arbitramento

Caso

INTRALOT DE COLOMBIA VS. EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA

Hechos relevantes

Una entidad pública realizó unos estudios de mercado para la implantación de un juego de apuestas de fútbol, del cual había escasos antecedentes en el país. Una vez efectuó los estudios, inició proceso de licitación pública, con el objeto de recibir propuestas para la operación exclusiva de apuestas sustentadas en los resultados de los partidos de fútbol a nivel local, nacional o internacional. En el pliego de condiciones fijó en cien mil millones de pesos el monto mínimo que debía transferir el contratista para el sector salud.   Una sociedad en su oferta fijó el monto doscientos mil millones para transferir al sector salud. La entidad celebró contrato de concesión con dicha sociedad. Durante la ejecución del contrato los resultados del juego desde el primer mes de operación, no llegaron ni al 10% de las proyecciones de ninguna de las partes; tampoco a lo largo del tiempo transcurrido de ejecución superó el 15% de las metas que las cifras de los dos contratantes habían estimado.

Problema Jurídico

¿Debe una entidad pública restablecer el equilibrio económico de un contrato para la operación exclusiva de apuestas sustentadas en los resultados de los partidos de fútbol a nivel local, nacional o internacional debido a la pérdida de calidad del fútbol y a que los resultados de la operación durante la ejecución del contrato no alcanzaron las proyecciones que las partes estimaron, cuando la entidad, a partir de los datos que arrojaron los estudios de mercado que realizó, fijó un monto límite en el pliego de condiciones para transferir al sector de la salud y el oferente fijó en su propuesta un monto superior? 

Regla ampliada

Teoría de la imprevisión como fuente de reconocimiento de perjuicios. «(...) en que la aplicación de este instituto jurídico, requiere que los hechos alegados como causa eficiente han de ser imprevisibles, imprevistos o extraordinarios dentro del álea normal de riesgos asumida y su ocurrencia no ha de derivarse de la acción u omisión de quien invoque su beneficio. (...)»

Razones de la decisión

«(...) Soportado en lo anterior, el Tribunal advierte que los estudios de mercado o de proyección de demanda, no son en ningún caso el instrumento idóneo que permite precisar la dimensión del mercado de un producto en términos concretos como soporte seguro de medición de los resultados económicos de un negocio futuro. Su propósito es la estimación de unos elementos que, conforme con las reglas de experiencia y la información histórica del comportamiento del producto, desde todos los puntos de vista que puedan incidir en su comercialización, proyectan resultados con unos márgenes posibles de seguridad, derivados de la metodología utilizada para su elaboración. Definitivamente se trata de información valiosa sobre el eventual producido del negocio, la cual, sin duda, requiere de un elemento más importante que la complemente, cual es su manejo por sujetos experimentados y conocedores del negocio propuesto, que además posean la práctica necesaria que les permita evaluar tales estudios en un contexto real. La experiencia, por tanto, debe proporcionar al futuro concesionario del producto, la prudencia necesaria para la evaluación de tales estudios, los cuales, junto con su propia estimación técnica y financiera le permitan elaborar sus proyecciones de resultados en forma realista y factible. (…)
Uno de los propósitos de ETESA era crear ese mercado, del cual se estableció en los estudios que se requería tiempo para su formación, publicidad y mercadeo para hacerlo sólido y rentable con el fin de favorecer a su vez al sector de la salud con su producido económico. Por ello requirió de los interesados sus propias indagaciones sobre este potencial mercado, con el fin de que elaboraran unas proyecciones posibles de demanda para ese específico sector de las apuestas. Entiende el Tribunal que ETESA dejó en manos de los oferentes la fijación del producido económico que esperaba transferir al sector de la salud, por la condición de estimados de los datos que arrojaban sus estudios y, por ello, señaló el monto mínimo y máximo dentro del que se podía optar como límite de sus propias proyecciones. (…)
5.3.2.- Fue imprevisto el resultado del juego?
Sí, para las dos partes. Desde el primer mes de la operación el bajo rendimiento constituyó un hecho diametralmente opuesto a los resultados proyectados por ellas. De la misma manera se afectaron los estimados de los recursos para la salud previstos en los correspondientes estudios de viabilidad y debió aplicarse para el cumplimiento de la obligación de INTRALOT el pago del 40% de las proyecciones de su oferta, conforme con la previsión del parágrafo de la cláusula sexta del contrato.   5.3.3.- Era imprevisible para INTRALOT ese resultado?.
No. No podía ser imprevisible. INTRALOT, como profesional en el tema de las apuestas, debía haber considerado antes de suscribir el contrato, entre sus parámetros, su eventual ocurrencia. El exiguo resultado del juego ha debido ser previsible para INTRALOT, quien debió sopesar el hecho de que no había medición de ventas de un producto similar con anterioridad a la licitación; es decir, que no podía ignorar la circunstancia de que al no existir un punto de comparación para la evaluación del mercado, la información se basaba en probabilidades y estimaciones de diversos factores. Los estudios de ETESA pretendieron mostrar unas condiciones favorables para la creación de un mercado, cuyo pronóstico requería de más investigación previa a la contratación, y de una intensa actividad especializada estratégicamente para la operación del juego, dentro de la cual era de gran importancia la publicidad para obtener la penetración de la marca en el mercado, temas también previsibles para un conocedor de la operación de las apuestas.   5.3.4.- Fue extraordinaria su ocurrencia?. Si. Dentro de la dinámica ordinaria de las ventas, es normal su volatilidad, pero no en las proporciones en que ocurrió. El representante legal de INTRALOT declaró ante el Tribunal que el desfase normal es del 10%, lo que significa que los bajísimos resultados fueron extraordinarios frente a los esperados. No obstante, es evidente que éstos fueron sobredimensionados por dicha sociedad en su propuesta, lo cual no los sitúa en el álea de ocurrencia anormal que se predica en estos casos, pues no es válido el punto de comparación alegado por INTRALOT. Considera el Tribunal que de haber optado este concesionario por el límite mínimo en su oferta de cien mil millones, podría estarse considerando el resultado del juego como un hecho extraordinario, frente a las previsiones y estimaciones coincidentes de las dos partes.   5.3.5.- Le son imputables a ETESA los resultados del contrato?
No. Ya el Tribunal determinó que la naturaleza de la información proporcionada a los oferentes por ETESA era un punto de referencia sobre el cual INTRALOT ha debido establecer, dentro del esquema de probabilidades, unas proyecciones y estimaciones que complementaran aquélla, sin deducir, como lo hizo, que se trataba de resultados garantizados. (…) Para un contratista como INTRALOT, con amplia experiencia en el mercado de los juegos de suerte y azar, no pueden serle ajenas todas las circunstancias que han causado el deterioro del fútbol, pues son propias del deporte en todo el mundo desde hace mucho tiempo. Del estudio elaborado por la experta en publicidad y mercadeo, no se deriva la conclusión que estos hechos que afectan el mundo del fútbol hayan ocurrido en Colombia en una forma crítica capaz de variar la percepción nacional sobre los torneos y partidos, a partir del año 2004, época de inicio del contrato; por el contrario, según las afirmaciones del dictamen a partir de las eliminatorias de Colombia al mundial Corea Japón del año 2002, se ha hecho visible la decadencia del fútbol, como deporte en Colombia. (…)                                                                                            Con base en lo anterior concluye el Tribunal que tampoco el deterioro del fútbol en Colombia es un hecho imprevisto, imprevisible, extraordinario o anormal que haya sido la causa eficiente del rompimiento de la ecuación económica del contrato, como lo califica INTRALOT en su demanda al señalarlo como fuente para la aplicación de la teoría de la imprevisión. (...)» 

Regla

Una entidad pública no debe restablecer el equilibrio económico de un contrato para la operación exclusiva de apuestas sustentadas en los resultados de los partidos de fútbol a nivel local, nacional o internacional debido a la pérdida de calidad del fútbol y a que los resultados de la operación durante la ejecución del contrato no alcanzaron las proyecciones que las partes estimaron, cuando la entidad, a partir de los datos que arrojaron los estudios de mercado que realizó, fijó un monto límite en el pliego de condiciones para transferir al sector de la salud y el oferente fijó en su propuesta un monto superior, porque:

  1. Los estudios de mercado o de proyección de demanda no son en ningún caso el instrumento idóneo para medir los resultados económicos de un negocio futuro. Su propósito es la estimación de unos elementos que proyectan resultados con unos márgenes posibles de seguridad, derivados de la metodología utilizada para su elaboración. Por tanto, quien debe complementar dicha información es el futuro contratista con su experiencia, mediante evaluación a tales estudios, los cuales, junto con su propia estimación técnica y financiera, le permitirán elaborar sus proyecciones de resultados en forma realista y factible.
  2. A pesar que los resultados del juego fueron contrarios a las proyecciones estimadas por las partes, para el contratista era previsible los resultados del juego de apuestas, pues debió sopesar el hecho de que no había medición de ventas de un producto similar con anterioridad a la licitación; es decir, no existía un punto de comparación para la evaluación del mercado, la información se basaba en probabilidades y estimaciones de diversos factores.  En este sentido, el contratista sobredimensionó en su propuesta los resultados en vez de haber optado por el monto límite fijado por la entidad en el pliego de condiciones.  
  3. Conforme a la experiencia del contratista en el mercado de los juegos de suerte y azar, no pueden serle ajenas todas las circunstancias que han causado el deterioro del fútbol, pues son propias del deporte en todo el mundo desde hace mucho tiempo. Por tanto, no es un hecho imprevisto, imprevisible, extraordinario o anormal que haya sido la causa eficiente del rompimiento de la ecuación económica del contrato. 

Decisión

PRIMERO: Decláranse probadas todas las excepciones de mérito formuladas por la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD ETESA en la contestación de la demanda principal y su reforma, por las consideraciones expuestas en la parte motiva de este laudo.   SEGUNDO: Niéganse todas las pretensiones principales y subsidiarias formuladas por INTRALOT DE COLOMBIA en la demanda principal y su reforma, por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo.   TERCERO: Declárase no probada la excepción de falta de competencia del Tribunal formulada por INTRALOT DE COLOMBIA en la contestación a la demanda de reconvención, por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo.   CUARTO: Declárase probada parcialmente la excepción de mérito formulada por INTRALOT DE COLOMBIA en la contestación de la demanda de reconvención referida a la irrelevancia del incumplimiento de ésta en el tema de instalación de terminales (7.), por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo   QUINTO: Decláranse no probadas las demás excepciones de mérito formuladas por INTRALOT DE COLOMBIA en la contestación de la demanda de reconvención, por las consideraciones expuestas en la parte motiva de este laudo.   SEXTO: Declárase no probada la pretensión primera principal de la demanda de reconvención y sus sucesivas o consecuenciales formuladas por la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA., por las razones expuestas en la parte motiva de este laudo.   SÉPTIMO: Declárase probada parcialmente la pretensión subsidiaria de la primera principal de la demanda de reconvención numeral 1.- formulada por la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA.   OCTAVO: Como resultado de la prosperidad de la pretensión subsidiaria de la primera principal de la demanda de reconvención numeral 2.-, declárase que la sociedad INTRALOT DE COLOMBIA está obligada a cumplir, por todo el tiempo de ejecución del contrato, con los pagos mínimos establecidos en el Parágrafo Primero de la Cláusula Sexta del Contrato de Concesión 001 de 2004, equivalentes al 40% de los valores señalados en el estudio de mercado presentado por ésta dentro de su propuesta, para el respectivo mes de operación, siempre que las ventas brutas de un mes arrojaren una liquidación de los derechos de explotación, más los gastos de administración por debajo de ese 40%, según quedó expuesto en la parte motiva de este laudo.   NOVENO: Como consecuencia de la declaración anterior, condénase a INTRALOT DE COLOMBIA a pagar a la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA, dentro de los tres (3) días siguientes a la ejecutoria de este laudo, la suma de VEINTIDOS MIL TRESCIENTOS VEINTICINCO MILLONES NOVECIENTOS SESENTA Y UN MIL CIENTO VEINTISEIS PESOS ($22.235’961.126), por concepto de Derechos de Explotación y Gastos de Administración liquidados conforme se pactó en el Parágrafo Primero de la cláusula Sexta del contrato de concesión 001 de 2004 y dejados de transferir en oportunidad a ésta.   DÉCIMO: Condénase a INTRALOT DE COLOMBIA a pagar a la EMPRESA TERRITORIAL PARA LA SALUD – ETESA, dentro de los tres (3) días siguientes a la ejecutoria de este laudo, la suma DOSCIENTOS CINCUENTA Y SIETE MILLONES CUARENTA Y TRES MIL OCHOCIENTOS SETENTA Y TRES PESOS ($257’043.873), por concepto de corrección monetaria hasta el 31 de enero de 2010 sobre la cifra contenida en el punto anterior, según quedó expuesto en la parte motiva de este laudo.

Marco jurídico

Artículo 32 de la Ley 80 de 1993.

Conceptualizaciones

Categorías contractuales. «(...) Cuando el contrato arroja utilidad patrimonial para una sola de las partes, habiendo la otra de asumir íntegramente el gravamen, el contrato es gratuito o de beneficencia. Por el contrario, cuando la utilidad es recíproca, de manera que cada contratante asume su gravamen en beneficio del otro, el contrato es oneroso. Pero a su vez, estos contratos de carácter oneroso pueden ser de naturaleza conmutativa, cuando las prestaciones de las partes están determinadas por un gravamen patrimonial equivalente para cada una de ellas, o de naturaleza aleatoria, cuando la utilidad para una de las partes no es equivalente a la de su contraparte negocial, por estar sometida una de ellas a un álea o contingencia de ganancia o pérdida. (...)»

Laudo

TA-CCB-20100301

La metodología utilizada para la elaboración de esta ficha es de Fundación Derecho Justo quien la licenció a Colombia Compra Eficiente.
Documento: TA-CCB-20100301
Síntesis
SÍNTESIS LAUDOS - ETAPA CONTRACTUAL
Fichas
Identificadores
  • Nulidad
  • Actos propios
  • Etapa contractual
  • Contrato de concesión
  • Contratación estatal
  • Nulidad
  • Actos propios
  • Etapa contractual
  • Contrato de concesión
  • Contratación estatal
  • Nulidad
  • Actos propios
  • Etapa contractual
  • Contrato de concesión
  • Contratación estatal
  • Identificadores
  • Contratación estatal
  • Etapa contractual
  • Etapa postcontractual
  • Equilibrio económico
  • Pliego de condiciones
  • Oferta
  • Hechos imprevisibles
  • Hecho sobreviniente
  • Contratación estatal
  • Etapa contractual
  • Etapa postcontractual
  • Equilibrio económico
  • Pliego de condiciones
  • Oferta
  • Hechos imprevisibles
  • Hecho sobreviniente
  • Contratación estatal
  • Etapa contractual
  • Etapa postcontractual
  • Equilibrio económico
  • Pliego de condiciones
  • Oferta
  • Hechos imprevisibles
  • Hecho sobreviniente
  • Documentos
    Tribunal de Arbitramento. Árbitros: María Cristina Morales de Barrios; Luís Hernando Parra Nieto
    Normativa
    S2 - Agente Virtual
    + - x
    Hola, soy S2, el Agente Virtual de Colombia Compra Eficiente. ¿En qué puedo ayudarle?

    Recomendaciones

    En la parte superior encontrará dos pestañas, una contiene una lista de temas y en la otra aquellos que son más consultados.

    Puede empezar a preguntar escribiendo su duda en el campo que está al final del chat.

    Si desea una copia de la conversación, puede enviarla a su correo electrónico. En la parte inferior izquierda de la pantalla, encontrará un ícono que le permite hacer esa operación.

    Términos y condiciones

    Estimado usuario. Bienvenido a S2, Agente Virtual de Colombia Compra Eficiente. Antes de hacer uso de esta herramienta, tenga en cuenta lo siguiente:

    a. El propósito de S2 es resolver dudas sobre la aplicación general de las normas y las herramientas que Colombia Compra Eficiente ha desarrollado para el Sistema de Compra Pública. Las respuestas incorporadas en S2 son de carácter general y se producen de manera automática. Si usted tiene dudas concretas frente a las normas del Sistema de Compra Pública o sobre la operatividad de las plataformas SECOP I y SECOP II, le recomendamos enviarnos una consulta al siguiente link: (LINK PQRS).

    b. Las respuestas de S2 tienen el alcance previsto en el numeral 5° del artículo 3° del Decreto 4170 de 2011. Los conceptos allí contenidos no son de carácter vinculante ni comprometen la responsabilidad de esta Entidad.
    escribiendo

    Accesos directos

    Compra Pública Innovadora
    Indicadores
    Manuales, Guías y Pliegos Tipo
    Mesa de Servicio
    SECOP
    Síntesis
    Tienda Virtual del Estado Colombiano

    Cargando...