A través de este aplicativo los usuarios pueden conocer la normativa que incluye leyes y decretos con concordancias y los documentos que contienen los diferentes desarrollos jurisprudenciales de las altas cortes y tribunales de arbitramento sobre contratación estatal. Además tienen acceso a fichas de análisis que resaltan los elementos más relevantes de cada sentencia, así como las síntesis documentales en donde se consolidan las diferentes posiciones de las altas cortes a lo largo de los años sobre la materia.

Una entidad pública no puede acordar que el contratista renuncie expresamente al cobro del reajuste de precios

Tipo de Documento

Sentencia

Documento

CE SIII E 20524 DE 2013

Identificadores

Precio
Reajuste de precios
Equidad
Equilibrio económico
Etapa contractual
Contratación estatal
Precio
Reajuste de precios
Equidad
Equilibrio económico
Etapa contractual
Contratación estatal
Precio
Reajuste de precios
Equidad
Equilibrio económico
Etapa contractual
Contratación estatal

Entidad

Consejo de Estado

Sentencia

CE SIII E 20524 DE 2013

Caso

JAIRO ANTONIO OSSA LÓPEZ VS SUPERINTENDENCIA DE NOTARIADO Y REGISTRO 

Hechos relevantes

Una entidad pública celebró un contrato  de obra con un particular en la que se pactó que el contratista renunciaba expresamente al cobro de reajustes de precios.

Problema Jurídico

¿Puede una entidad pública establecer, en los contratos que celebre, la renuncia expresa por el contratista  al cobro del reajuste de precios?

Regla ampliada

Las partes de un contrato estatal no pueden modificar la naturaleza del contrato. «(...) El principio de equilibrio económico del contrato se concreta en mandatos jurídicos de orden imperativo, que fungen como límites de la autonomía de la voluntad de las partes y, por ello, no pueden ser desconocidos por éstas al momento de estructurar el contrato, porque, de lo contrario, se modificaría la naturaleza del mismo (conmutativo, oneroso, sinalagmático perfecto o bilateral perfecto, para convertirlo en aleatorio), de modo que, cuando las partes pactan en el contrato que el contratista renuncia a los reajustes de precios, la disposición contractual surge viciada de nulidad absoluta, porque excede o desborda el marco de libertad que las partes tienen para autorregular la relación negocial, debido a que, de un lado, no es posible que ellas modifiquen la esencia o la naturaleza del contrato (conmutativo – aleatorio) y, de otro lado, no pueden concebir las disposiciones contractuales en contravía de los preceptos legales imperativos (...)»   El incumplimiento genera la obligación de indemnizar integralmente los perjuicios causados por la parte cumplida. «(...) El incumplimiento contractual, en cambio, tiene origen en el comportamiento antijurídico de uno de los contratantes, esto es, que asume un proceder contrario a las obligaciones que contrajo al celebrar el contrato y, como efecto principal, causa un daño antijurídico a la parte contraria que, desde luego, no está en la obligación de soportar; además, el incumplimiento genera la obligación de indemnizar integralmente los perjuicios causados a la parte cumplida (...)»

Razones de la decisión

«(...) En efecto, a través de la cláusula sub – exámine, las partes pactaron que el contratista renunciaba expresamente al cobro de reajustes de precios (ver numeral 1 de estas consideraciones), pero tal estipulación desconoce los mandatos imperativos atinentes a los deberes de las entidades estatales en la contratación y, a su turno, los derechos de los contratistas; además, desconoce los valores de equidad y de justicia (conmutativa), que informan a los contratos sinalagmáticos perfectos.


Constituye un principio cardinal en la contratación estatal el mantener durante el desarrollo y la ejecución del contrato las condiciones técnicas, económicas y financieras existentes al momento de proponer (en caso de licitación) o de contratar (en caso de contratación directa, artículo 27, Ley 80 de 1993), equilibrio que se puede alterar por varios factores, entre ellos y haciendo alusión únicamente al aspecto económico, por la variación de los precios de los insumos necesarios para la ejecución del contrato. Cuando esto ocurre, la ley ordena utilizar los mecanismos de ajuste y revisión de precios (artículo 4 numeral 1, Ley 80 de 1993).


Las partes de un contrato no pueden desconocer que los precios de los bienes materiales e inmateriales, la moneda y el costo financiero varían constantemente en una economía y, con mayor ahínco en aquellas de los países en vías de desarrollo (...)»  

 


[1] Debe precisarse que el precio es inalterado cuando no sufre alteración y es inalterable cuando no se puede alterar. 

»

Regla

Una entidad pública no puede establecer, en las minutas de los contratos que celebre, la renuncia expresa por el contratista al cobro del reajuste de precios porque:
  1. Tal estipulación desconoce los mandatos atinentes a los deberes de las entidades estatales en la contratación y a su turno, los derechos de los contratistas; también, desconoce los valores de equidad y justicia.
  2. Es un principio cardinal en la contratación estatal el mantener el desarrollo y la ejecución del contrato las condiciones técnicas, económicas y financieras existentes al momento de proponer o contratar, equilibrio que se puede afectar por diferentes factores. Cuando esto ocurre la ley ordena utilizar los mecanismos de ajuste y revisión de precios. 
  3. Las partes no pueden desconocer que los precios de los bienes, la moneda y el costo financiero varían constantemente.  

Decisión

Primero.- REVÓCASE el fallo proferido por el Tribunal Administrativo –Sala de Descongestión Sede Cali, el 28 de febrero de 2001.

 

Segundo.- DECLÁRASE PROBADA la objeción que, por error grave, formuló la Superintendencia de Notariado y Registro, contra el dictamen pericial rendido el 20 de agosto de 1998, por los ingenieros civiles Oswaldo Burgos Carrión y Julián Osorio González.

 

Cuarto.- DECLÁRASE la nulidad absoluta de la cláusula décima y del parágrafo segundo del contrato de obra 013, del 24 de marzo de 1994, y de la cláusula segunda del contrato adicional 01, del 28 de diciembre del mismo año, por lo expuesto en la parte motiva.

 

Quinto.- DECLÁRASE que la Superintendencia de Notario y Registro incumplió el contrato de obra 013 del 24 de marzo de 1994, conforme a las razones expuestas en la parte motiva. 

 

Sexto.- Como consecuencia de la anterior declaración, CONDÉNASE a la Superintendencia de Notariado y Registro a pagar, a Jairo Antonio Ossa López, la suma de CIENTO OCHENTA Y CUATRO MILLONES QUINIENTOS CINCUENTA Y OCHO MIL CIENTO CUARENTA Y SEIS PESOS CON SETENTA Y CINCO CENTAVOS ($184’558.146.75) M/cte, por los mayores costos administrativos en los que incurrió en la ejecución del contrato de obra 013 del 24 de marzo de 1994, por culpa imputable a la demandada. La suma indicada cobija capital e intereses. 

 

Séptimo.- Para el cumplimiento del fallo, se dará aplicación a lo dispuesto por los artículos 177 y 178 del C.C.A.

 

Octavo.- Expídase copia de la sentencia con destino a las partes, con las precisiones establecidas por el artículo 115 del Código de Procedimiento Civil. 

 

 

 

Noveno.- NIÉGANSE las demás pretensiones de la demanda.

Órdenes

Tercero.- Como consecuencia de la anterior declaración, ORDÉNASE a los ingenieros civiles Oswaldo Burgos Carrión y Julián Osorio González devolver los honorarios que les hayan sido pagados por la elaboración del dictamen pericial.

Conceptualizaciones

Los supuestos que da lugar a la ruptura del equilibrio económico-financiero de los contratos. «(...)es la variación de precios, bien sea por incremento o por disminución, y esa variación puede tener origen en distintos fenómenos como: i) la fluctuación de la relación entre oferta y demanda de bienes y servicios, pues constituye un principio elemental de la economía que, a mayor demanda y menor oferta, el precio de los bienes en el mercado sube y, por el contario (sic), a mayor oferta y menor demanda los precios del mercado tienden a bajar (ley de demanda)[4] (...)»   El mecanismo de revisión de precios. «(...) opera cuando el sistema de ajuste resulta inocuo o insuficiente para mantener constante el equilibrio del contrato frente a la variación de los precios que inciden en la relación negocial o cuando las partes no han acordado en el contrato un sistema de actualización de precios y éstos sufren alteración por los fenómenos económicos anotados en precedencia (...)»   Revisión de precios. «(...)Lo anterior supone que la revisión de precios constituye uno de los mecanismos previstos para restablecer el equilibrio económico-financiero del contrato, mientras que el ajuste de precios es un corrector que tiende a conservarlo, frente a las alteraciones que se presentan en ellos en el curso del contrato; no obstante, es de anotar que, de admitir la posibilidad a la renuncia anticipada de la actualización de precios, se aceptaría también la renuncia a la revisión de los mismos(...)»   El contrato pactado a precio alzado o a precio global fijo. «(...) supone que las partes tienen perfectamente determinadas las cantidades de obra a ejecutar y, por lo mismo, el precio del contrato también se halla totalmente determinado, de modo que éste (el precio) está constituido por una suma global fija que abarca no sólo los costos totales del proyecto técnico (materiales, mano de obra, equipos, etc.) sino también las utilidades o remuneración del constructor y los costos indirectos (A.I.U). Este sistema se utiliza, por lo general, en obras que no demandan gran complejidad, donde se hace posible realizar un estudio ponderado, completo y preciso de lo que se pretende ejecutar (...)»   Fractura del equilibrio económico del contrato. «(...) En efecto, la fractura del equilibrio económico da lugar al restablecimiento del sinalagma funcional pactado al momento de proponer o contratar, según el caso, mientras que el incumplimiento da derecho, en algunos casos, a la ejecución forzada de la obligación o a la extinción del negocio y, en ambos supuestos, a la reparación integral de los perjuicios que provengan del comportamiento contrario a derecho del contratante incumplido, tanto patrimoniales (daño emergente y lucro cesante) como extrapatrimoniales, en la medida en que se acrediten dentro del proceso, tal como lo disponen el artículo 90 de la Constitución Política (cuando el incumplimiento sea imputable a las entidades estatales) y los artículos 1546 y 1613 a 1616 del Código Civil, en armonía con el 16 de la Ley 446 de 1998. (...)»
[1] SAMUELSON, Paul A. y NORDHAUS, William D. “Economía”. Editorial Mc Graw Hill, Madrid, 2002, pág 40.    [2] Ibídem. pág. 596 y ss. [3] Ibídem. pág. 536. [4]Ibídem. pág. 536.  

La metodología utilizada para la elaboración de esta ficha es de Fundación Derecho Justo quien la licenció a Colombia Compra Eficiente.

Una entidad pública no puede retrasar el inicio de una obra por no contar con la licencia de construcción, sin generar incumplimiento del contrato ni violar el principio de planeación

Tipo de Documento

Sentencia

Documento

CE SIII E 20524 DE 2013

Identificadores

Contratación estatal
Etapa contractual
Licencia
Incumplimiento
Principio de planeación
Contratación estatal
Etapa contractual
Licencia
Incumplimiento
Principio de planeación
Contratación estatal
Etapa contractual
Licencia
Incumplimiento
Principio de planeación

Entidad

Consejo de Estado

Sentencia

CE SIII E 20524 DE 2013

Caso

JAIRO ANTONIO OSSA LÓPEZ  VS SUPERINTENDENCIA DE NOTARIADO Y REGISTRO 

Hechos relevantes

Una entidad pública celebró un contrato  de obra con un particular.El contrato fue modificado en varias oportunidades para autorizar el pago del valor del contrato al contratista y extender la vigencia de éste.Una cláusula del contrato estipulaba que la entidad pública debía entregar al contratista el 70 % del valor del mismo, a título de anticipo. Posteriormente, la entidad pública  le informó al contratista que las obras contratadas no se habían podido iniciar, porque el Concejo había expedido un Acuerdo que modificaba la reglamentación para obtener la licencia de construcción.   La entidad pública entregó al contratista el anticipo pactado (70% del precio del contrato). Y el contratista inició los trabajos de descapote y retiro de basuras del lote donde se ejecutarían las obras; pero, 15 días después, la interventoría ordenó detener los trabajos, porque no se contaba aún con la licencia de construcción   El contratista se vio obligado a suspender las obras, por la absoluta carencia de fondos e informó a la entidad que había destinado $70’000.000.oo de su patrimonio para la ejecución de las mismas, por lo que se hacía necesario que aprobara el reajuste de precios solicitado de tiempo atrás.

Problema Jurídico

¿Puede una entidad pública retrasar el inicio de una obra por no contar con la licencia de construcción, sin generar incumplimiento del contrato ni violar el principio de planeación?

Razones de la decisión

«(...) Sin duda alguna, las irregularidades que desencadenaron el incumplimiento contractual se comenzaron a gestar desde la etapa precontractual, pues la entidad administrativa soslayó el principio de planeación previsto en el artículo 30 del Decreto-ley 222 de 1983 (normatividad que rigió el proceso de selección del contratista en este caso), por cuanto no preparó de manera lógica, coherente y oportuna el proyecto constructivo y decidió adelantar el proceso de selección, tendiente a escoger el contratista que ejecutaría las obras estructurales del edificio, sin haber solicitado, siquiera, la licencia de construcción y sin tener los planos y diseños estructurales definitivos, según se desprende de la prueba allegada al proceso (ver numeral 6 de estas consideraciones). Una correcta planeación del proyecto implicaba que la entidad administrativa hubiera encomendado al contratista la consecución de la licencia de construcción y la elaboración de los planos y diseños estructurales o, en caso contrario, que hubiera iniciado el proceso de selección sólo cuando contara con éstos.   La falta de planeación trajo como resultado que la entidad administrativa incumpliera las obligaciones contractuales a su cargo (artículos 1603 del C.C. y 4 – numeral 9- de la Ley 80 de 1993). Las obras, que debían ejecutarse en 168 días empezaron el 20 de junio de 1995, esto es, 14 meses y doce días después de iniciado el plazo contractual, porque sólo en mayo de ese año la entidad obtuvo la licencia de construcción provisional y ello generó que la vigencia del contrato se extendiera casi por dos (2) años, cuando estaba prevista en nueve (9) meses, de manera que los sobrecostos alegados por el demandante tienen origen en el comportamiento antijurídico de la entidad contratante, es decir, en el incumplimiento de la obligaciones contractuales a su cargo y no en la ruptura del equilibrio contractual determinado por la expedición de normas de carácter general, impersonal y abstracto, por el ejercicio de prerrogativas legales propias de la entidad contratante o por hechos imprevistos, imprevisibles e irresistibles que se ubiquen en la noción de imprevisión. (...)»

Regla

Una entidad pública no puede retrasar el inicio de una obra por no contar con la licencia de construcción, sin generar incumplimiento del contrato ni violar el principio de planeación. Una correcta planeación del proyecto implica que la entidad administrativa encomiende al contratista la licencia de construcción y la elaboración de planos y diseños estructurales o que ésta inicie el proceso de selección cuando tenga la licencia y los planos.

Decisión

Primero.- REVÓCASE el fallo proferido por el Tribunal Administrativo –Sala de Descongestión Sede Cali, el 28 de febrero de 2001.   Segundo.- DECLÁRASE PROBADA la objeción que, por error grave, formuló la Superintendencia de Notariado y Registro, contra el dictamen pericial rendido el 20 de agosto de 1998, por los ingenieros civiles Oswaldo Burgos Carrión y Julián Osorio González.   Cuarto.- DECLÁRASE la nulidad absoluta de la cláusula décima y del parágrafo segundo del contrato de obra 013, del 24 de marzo de 1994, y de la cláusula segunda del contrato adicional 01, del 28 de diciembre del mismo año, por lo expuesto en la parte motiva.   Quinto.- DECLÁRASE que la Superintendencia de Notario y Registro incumplió el contrato de obra 013 del 24 de marzo de 1994, conforme a las razones expuestas en la parte motiva.    Sexto.- Como consecuencia de la anterior declaración, CONDÉNASE a la Superintendencia de Notariado y Registro a pagar, a Jairo Antonio Ossa López, la suma de CIENTO OCHENTA Y CUATRO MILLONES QUINIENTOS CINCUENTA Y OCHO MIL CIENTO CUARENTA Y SEIS PESOS CON SETENTA Y CINCO CENTAVOS ($184’558.146.75) M/cte, por los mayores costos administrativos en los que incurrió en la ejecución del contrato de obra 013 del 24 de marzo de 1994, por culpa imputable a la demandada. La suma indicada cobija capital e intereses.    Séptimo.- Para el cumplimiento del fallo, se dará aplicación a lo dispuesto por los artículos 177 y 178 del C.C.A.   Octavo.- Expídase copia de la sentencia con destino a las partes, con las precisiones establecidas por el artículo 115 del Código de Procedimiento Civil.        Noveno.- NIÉGANSE las demás pretensiones de la demanda.   Décimo.- Sin condena en costas. 

Órdenes

Tercero.- Como consecuencia de la anterior declaración, ORDÉNASE a los ingenieros civiles Oswaldo Burgos Carrión y Julián Osorio González devolver los honorarios que les hayan sido pagados por la elaboración del dictamen pericial.

La metodología utilizada para la elaboración de esta ficha es de Fundación Derecho Justo quien la licenció a Colombia Compra Eficiente.

Una entidad pública no puede  estipular en un contrato estatal, una cláusula mediante la cual se compromete al pago del 70% del mismo

Tipo de Documento

Sentencia

Documento

CE SIII E 20524 DE 2013

Identificadores

Anticipo
Etapa contractual
Nulidad del contrato
Pago
Expresa prohibición legal
Contratación estatal
Anticipo
Etapa contractual
Nulidad del contrato
Pago
Expresa prohibición legal
Contratación estatal
Anticipo
Etapa contractual
Nulidad del contrato
Pago
Expresa prohibición legal
Contratación estatal

Entidad

Consejo de Estado

Sentencia

CE SIII E 20524 DE 2013

Caso

JAIRO ANTONIO OSSA LÓPEZ VS SUPERINTENDENCIA DE NOTARIADO Y REGISTRO 

Hechos relevantes

Una entidad pública celebró un contrato  de obra con un particular.El contrato fue modificado en varias oportunidades para autorizar el pago del valor del contrato al contratista y extender la vigencia de éste. Una cláusula del contrato estipulaba que la entidad pública debía entregar al contratista el 70 % del valor del mismo, a título de anticipo. Posteriormente, la entidad pública  le informó al contratista que las obras contratadas no se habían podido iniciar, porque el Concejo había expedido un Acuerdo que modificaba la reglamentación para obtener la licencia de construcción.   La entidad pública entregó al contratista el anticipo pactado (70% del precio del contrato). Y el contratista inició los trabajos de descapote y retiro de basuras del lote donde se ejecutarían las obras; pero, 15 días después, la interventoría ordenó detener los trabajos, porque no se contaba aún con la licencia de construcción   El contratista se vio obligado a suspender las obras, por la absoluta carencia de fondos e informó a la entidad que había destinado $70’000.000.oo de su patrimonio para la ejecución de las mismas, por lo que se hacía necesario que aprobara el reajuste de precios solicitado de tiempo atrás.

Problema Jurídico

¿Puede una entidad pública,  estipular en un contrato estatal, una cláusula mediante la cual se compromete al pago del 70% del mismo a título de anticipo sin incurrir en una prohibición legal?

Regla ampliada

El juez puede pronunciarse de oficio respecto de las nulidades absolutas de los contratos para garantizar la prevalencia del orden público. «(...)En efecto, el inciso primero del artículo 45 de la Ley 80 de 1993 consagra la facultad de declarar oficiosamente la nulidad absoluta de los contratos estatales, cuando éstos adolezcan de vicios de tal raigambre, situación que también contempla el artículo 1742 del C.C.[1] al señalar que el juez puede pronunciarse, de oficio, respecto de las nulidades absolutas de los actos jurídicos y de los contratos, cuando éstas aparezcan de manifiesto en el respectivo acto o contrato, todo lo cual tiene como fin garantizar la prevalencia del orden público jurídico que debe regir las relaciones de la misma índole (...)»  
[1] Artículo 1742.- Subrogado. Ley 50 de 1936, art. 2º. Acción de nulidad absoluta. Titularidad. La nulidad absoluta puede y debe ser declara por el juez, aun sin petición de parte, cuando aparezca de manifiesto en el acto o contrato; puede alegarse por todo el que tenga interés en ello; puede asimismo pedirse su declaración por el Ministerio Público en el interés de la moral y de la ley. Cuando no es generada por objeto o causa ilícitos, puede sanearse por la ratificación de las partes y en todo caso por prescripción extraordinaria.

Razones de la decisión

«(...) Como se dijo párrafos atrás, el régimen jurídico que gobierna el contrato en cita, es el contenido en la Ley 80 de 1993 (ver título II de estas consideraciones) y, a términos del parágrafo del artículo 40 de dicha ley, las partes pueden pactar el pago anticipado y la entrega de anticipos que no excedan el cincuenta por ciento (50%) del valor del respectivo contrato.   En el sub examine, las partes pactaron la entrega de un anticipo, a favor del contratista, del 70% del valor contrato, con lo cual desconocieron de manera protuberante el precepto imperativo, de orden público y de obligatorio cumplimiento, citado en el párrafo anterior; en tales condiciones, las cláusulas décima del contrato 013, del 24 de marzo de 1994 y segunda del contrato adicional 01, del 28 de diciembre de 1994, están incursas en la causal de nulidad por objeto ilícito prevista por el artículo 1741 ibídem, la cual se integra al artículo 44 de la Ley 80 de 1993, por expreso mandato del inciso primero de esta misma norma, por cuanto fueron concebidas contra normas que hacen parte del orden público jurídico(...)»

Regla

Una entidad pública no puede  estipular en un contrato estatal, una cláusula mediante la cual se compromete al pago del 70% del mismo a título de anticipo sin incurrir en una prohibición legal, porque según el Estatuto de Contratación Administrativa las partes pueden pactar el pago anticipado y la entrega de anticipos que no excedan el cincuenta por ciento (50%) del valor del respectivo contrato. Una cláusula que se pacte por encima es nula por objeto ilícito. 

Decisión

Primero.- REVÓCASE el fallo proferido por el Tribunal Administrativo –Sala de Descongestión Sede Cali, el 28 de febrero de 2001.   Segundo.- DECLÁRASE PROBADA la objeción que, por error grave, formuló la Superintendencia de Notariado y Registro, contra el dictamen pericial rendido el 20 de agosto de 1998, por los ingenieros civiles Oswaldo Burgos Carrión y Julián Osorio González.     Cuarto.- DECLÁRASE la nulidad absoluta de la cláusula décima y del parágrafo segundo del contrato de obra 013, del 24 de marzo de 1994, y de la cláusula segunda del contrato adicional 01, del 28 de diciembre del mismo año, por lo expuesto en la parte motiva.   Quinto.- DECLÁRASE que la Superintendencia de Notario y Registro incumplió el contrato de obra 013 del 24 de marzo de 1994, conforme a las razones expuestas en la parte motiva.    Sexto.- Como consecuencia de la anterior declaración, CONDÉNASE a la Superintendencia de Notariado y Registro a pagar, a Jairo Antonio Ossa López, la suma de CIENTO OCHENTA Y CUATRO MILLONES QUINIENTOS CINCUENTA Y OCHO MIL CIENTO CUARENTA Y SEIS PESOS CON SETENTA Y CINCO CENTAVOS ($184’558.146.75) M/cte, por los mayores costos administrativos en los que incurrió en la ejecución del contrato de obra 013 del 24 de marzo de 1994, por culpa imputable a la demandada. La suma indicada cobija capital e intereses.    Séptimo.- Para el cumplimiento del fallo, se dará aplicación a lo dispuesto por los artículos 177 y 178 del C.C.A.   Octavo.- Expídase copia de la sentencia con destino a las partes, con las precisiones establecidas por el artículo 115 del Código de Procedimiento Civil. 

Órdenes

Tercero.- Como consecuencia de la anterior declaración, ORDÉNASE a los ingenieros civiles Oswaldo Burgos Carrión y Julián Osorio González devolver los honorarios que les hayan sido pagados por la elaboración del dictamen pericial.

Conceptualizaciones

Las causales de nulidad absoluta. «(...) están concebidas por el ordenamiento jurídico como una sanción que implica privar de eficacia los actos jurídicos y los contratos que se han erigido en contravía de los intereses superiores, por cuya protección propende el orden jurídico, con el fin de salvaguardar al conglomerado social de los efectos adversos que puedan desprenderse de un acto jurídico o un contrato viciado de tales tipos de ilegalidad[1] (...)»  
[1] BRUGI Biagio. Instituciones de Derecho Civil. Págs. 122 y s.s.

La metodología utilizada para la elaboración de esta ficha es de Fundación Derecho Justo quien la licenció a Colombia Compra Eficiente.
Documento: CE SIII E 20524 DE 2013
Síntesis
 1. GENERALIDADES
1. GENERALIDADES
SÍNTESIS ETAPA CONTRACTUAL
Fichas
Identificadores
  • Precio
  • Reajuste de precios
  • Equidad
  • Equilibrio económico
  • Etapa contractual
  • Contratación estatal
  • Precio
  • Reajuste de precios
  • Equidad
  • Equilibrio económico
  • Etapa contractual
  • Contratación estatal
  • Precio
  • Reajuste de precios
  • Equidad
  • Equilibrio económico
  • Etapa contractual
  • Contratación estatal
  • Identificadores
  • Contratación estatal
  • Etapa contractual
  • Licencia
  • Incumplimiento
  • Principio de planeación
  • Contratación estatal
  • Etapa contractual
  • Licencia
  • Incumplimiento
  • Principio de planeación
  • Contratación estatal
  • Etapa contractual
  • Licencia
  • Incumplimiento
  • Principio de planeación
  • Identificadores
  • Anticipo
  • Etapa contractual
  • Nulidad del contrato
  • Pago
  • Expresa prohibición legal
  • Contratación estatal
  • Anticipo
  • Etapa contractual
  • Nulidad del contrato
  • Pago
  • Expresa prohibición legal
  • Contratación estatal
  • Anticipo
  • Etapa contractual
  • Nulidad del contrato
  • Pago
  • Expresa prohibición legal
  • Contratación estatal
  • Documentos
    Consejo de Estado - Sección Tercera - Sala de lo Contencioso Administrtaivo, C.P. Carlos Alberto Za
    Normativa
    S2 - Agente Virtual
    + - x
    Hola, soy S2, el Agente Virtual de Colombia Compra Eficiente. ¿En qué puedo ayudarle?

    Recomendaciones

    En la parte superior encontrará dos pestañas, una contiene una lista de temas y en la otra aquellos que son más consultados.

    Puede empezar a preguntar escribiendo su duda en el campo que está al final del chat.

    Si desea una copia de la conversación, puede enviarla a su correo electrónico. En la parte inferior izquierda de la pantalla, encontrará un ícono que le permite hacer esa operación.

    Términos y condiciones

    Estimado usuario. Bienvenido a S2, Agente Virtual de Colombia Compra Eficiente. Antes de hacer uso de esta herramienta, tenga en cuenta lo siguiente:

    a. El propósito de S2 es resolver dudas sobre la aplicación general de las normas y las herramientas que Colombia Compra Eficiente ha desarrollado para el Sistema de Compra Pública. Las respuestas incorporadas en S2 son de carácter general y se producen de manera automática. Si usted tiene dudas concretas frente a las normas del Sistema de Compra Pública o sobre la operatividad de las plataformas SECOP I y SECOP II, le recomendamos enviarnos una consulta al siguiente link: (LINK PQRS).

    b. Las respuestas de S2 tienen el alcance previsto en el numeral 5° del artículo 3° del Decreto 4170 de 2011. Los conceptos allí contenidos no son de carácter vinculante ni comprometen la responsabilidad de esta Entidad.
    escribiendo

    Accesos directos

    Compra Pública Innovadora
    Indicadores
    Manuales, Guías y Pliegos Tipo
    Mesa de Servicio
    SECOP
    Síntesis
    Tienda Virtual del Estado Colombiano

    Cargando...